Jack Johnson: borrón y cuenta nueva

Uno nunca sabe cuándo ni cómo, pero a veces cuando menos te lo esperas pasa alguna cosa que te cambia la dirección que llevas. Probablemente nadie se da cuenta de la importancia de ese momento cuando lo está viviendo. Probablemente sólo con tiempo y distancia te puedes dar cuenta de que ese instante, ese punto en tu vida, fue el causante del momento en el que te encuentras ahora. Y puedes seguir tu vida como si fuera un camino que deshaces, para llegar al cruce que tomaste, y entender lo crucial que esa situación fue.

Quizá para Jack Johnson, el músico Hawaiano, ese momento fue el accidente que sufrió a los 17 años mientras surfeaba. El momento que puso punto y final a su vida como surfista y que puso los cimientos de su vida como músico.

El surf era una práctica muy importante en la cultura polinesia. Los mejores surfistas eran los jefes de la comunidad. Uno podía ganar prestigio mejorando sus habilidades como surfista, y así surfear con las mejores tablas, hechas de los mejores árboles, y practicar este deporte en las mejores playas. Esta práctica era común en la cultura polinesia y hay testimonios de no solo hawaianos, sino también de gente de Samoa y Tonga surfeando. Misioneros europeos casi consiguen que el surf, así como probablemente lo consiguieron con muchas otras tradiciones polinesias, se perdiera. Pero este casi es un matiz importante.

Jack Johnson nació en Oahu, una de las ocho islas del archipiélago de Hawaii. Pero no es una isla cualquiera, es la isla donde Waimea Bay, Sunset Beach y Ehukai Beach se encuentran. Sitios que se llenan día tras día de surfistas venidos de cualquier rincón del mundo para surfear las olas que alli se forman. Habiendo nacido allí, Jack Johnson parecía destinado a ser surfista. Más aún sabiendo que su padre era un conocido surfista de la zona.

Jack Johnson nació en Oahu, una de las ocho islas del archipiélago de Hawaii. Pero no es una isla cualquiera, sus playas se llenan día tras día de surfistas venidos de cualquier rincón del mundo.

Así empezó a surfear a los 5 años, para a los 17 ser el surfista más joven en ser invitado y llegar a la final del mítico Pipeline Masters, la competición que cierra el campeonato de surfistas profesionales. Una semana después de competir en el Pipeline Masters, Jack Johnson tuvo un accidente donde necesitó más de 150 puntos en la cabeza y perdió algunos dientes. Aquí acabó su carrera como surfista. Pero durante su convalecencia, mientras se recuperaba, cogió una guitarra y empezó a tocar. Y así empezó su carrera como músico.

Una vez acabado el instituto Jack Johnson se trasladó a California donde estudió cine y empezó haciendo peliculas de surf. Su primera película, Thicker Than Water, sigue a surfistas como Rob Machado, Benji Weatherly, Shane Dorian o Kelly Slater surfeando olas en distintos lugares del mundo.

Una semana después de competir, Jack Johnson tuvo un accidente donde necesitó más de 150 puntos en la cabeza y perdió algunos dientes. Aquí acabó su carrera como surfista y empezó su carrera como músico.

Kelly Slater podría ser considerado el mejor deportista de la historia. Mejor que Maradona, Michael Jordan, Babe Ruth, Roger Federer, da igual. Nadie ha hecho lo que él ha hecho. No solo ha sido el campeón más joven del campeonato de surfistas profesionales, con 20 años, sino que es también el campeón de más edad, con 39. De momento ha ganado un total de 11 títulos, siendo el surfista con más campeonatos a una distancia de 6 del segundo, y ha quedado segundo en los dos últimos, muy cerca de conseguir la victoria. Kelly Slater y Jack Johnson son amigos desde pequeños. Se conocieron surfeando y pronto entablaron amistad.

Llegado el año 1999, Kelly Slater se cansó de la competición y ya no disfrutaba del surf, así que decidió solo surfear por placer. Junto con Rob Machado y Shane Dorian, Slater decide hacer un viaje por Indonesia para volver a divertirse con sus amigos. Y quien mejor que Jack Johnson para que lo documentara. Así nace su segunda película, The September Sessions, la película que muestra a Kelly Slater en su hábitat natural, surfeando por placer, y donde decidió que volvería a competir. 2003 fue el año en que volvió a la competición, desde entonces ha ganado ya 5 campeonatos.

Para estas dos películas Jack Johnson compone la banda sonora, lo que le da la oportunidad de empezar a mostrar sus canciones. Aunque su primer éxito en el mundo de la música viene de la mano de G. Love, donde Johnson aporta la canción Rodeo Clowns. Rodeo Clown es también el nombre de un truco de Kelly Slater. Un truco que durante mucho tiempo no consiguió dominar, hasta que, un día, haciendo unos ajustes, lo consiguió. En ese momento Jack Johnson hacía poco que había vendido su canción, así que para celebrar los dos acontecimientos, Slater decidió utilizar el nombre de la canción para su truco. Vale mencionar también que estas dos películas son dirigidas y producidas en colaboración con los hermanos Malloy, conocidos directores y productores de videos musicales.

Para sus dos películas, Jack Johnson compone la banda sonora, lo que le da la oportunidad de empezar a mostrar sus canciones.

A partir de aquí empieza la carrera musical de Jack Johnson. A través de Ben Harper, Johnson graba en 2001 su primer disco, Brushfire Fairytales, con canciones como Flake. En el año 2003 graba su segundo disco, On and On, donde encontramos canciones como Taylor, Gone o The Horizon Has Been Defeated.

En 2005, Jack Johnson publica el disco que lo hará conocido en el mundo entero, In Between Dreams. Un disco perfecto. No hay más que decir. No se puede destacar una canción más que otra, aunque quizá la canción más conocida sea Better Together.

La versión de este video es la que tocó en directo en su disco En Concert, publicado en 2009, después de publicar la banda sonora de Curious George, Sing-A-Longs and Lullabies for the Film Curious George, y Sleep Through the Static en 2006 y 2008, a los que les siguen sus dos últimos discos, To the Sea y From Here to Now to You, publicados en 2010 y 2013.

Pero el personaje no acaba aquí. Jack Johnson es un activista del medio ambiente. A través de su fundación Johnson Ohana Charitable Foundation, creada con su mujer Kim, intenta apoyar iniciativas en el mundo del arte, de la música y del medio ambiente. Así como con la Kokua Hawai’i Foundation, que promueve educación medio ambiental en colegios. Uno de los proyectos de esta última fundación es el Kokua Festival, un festival de música anual que se organiza en Oahu, los beneficios del cual van destinados a la fundación.

En 2005, Jack Johnson publica el disco que lo hará conocido en el mundo entero, In Between Dreams. Un disco perfecto.

Además, Jack Johnson creó The Moonshine Conspiracy, junto a Emmet Malloy, para publicar sus películas de surf. Más tarde, cuando empezaron a publicar discos, cambiaron el nombre a Brushfire Records. En Brushfire Records no solo publican discos de Jack Johnson, sino que se pueden encontrar discos de músicos como Matt Costa, Bahamas o Neil Halstead, teniendo estos en común una amistad con Jack Johnson, así como la admiración de este.

Uno nunca sabe cuándo ni cómo, pero siempre habrá cambios en la vida. Y no podemos sino agradecer que esto sea así. Y es gracias a estos cambios inesperados que grandes canciones fueron escritas, que grandes discos fueron publicados, que grandes olas fueron surfeadas y que fundaciones con objetivos grandes existen.

 

Anuncios

No te vayas sin decir algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s