Substitutos naturales

En 1968, Timothy B. Schmit empezaba a ser miembro de la banda Poco. El grupo de country rock solicitaba sus servicios como bajista y cantante después de que Randy Meisner abandonara el proyecto para formar parte del cuarteto primigenio de Eagles. Por sorprendente que parezca, esta no sería la única vez que Timothy substituyera a Randy, ya que, nueve años más tarde, los Eagles le proponían llenar el vacío que el mismo Randy dejaba en la banda después de su despido.

Un entretenido debate surge de la inevitable pregunta: ¿A cuál prefieres tú? La comparativa de ídolos ha amenizado muchas tardes de bar entre mitómanos del rock. Cuántas cervezas habrá durado la lid entre Bon Scott y Brian Johnson, entre Ozzy Osbourne y Ronnie James Dio o, valga la cuadratura del presente escrito, entre guitarristas como Bernie Leadon y Joe Walsh.

En el caso que nos ocupa, habría que matizar la pregunta según el grupo del que estemos hablando. Del mismo modo que la huella de uno de los dos en Poco es incomparable a la del otro, la valoración cambia en el caso de Eagles. Aunque sólo hay una respuesta razonable para ambos casos (Timothy gana de calle en Poco y Randy gana de calle en Eagles) lo importante es destacar que Timothy dio una dignísima continuación a la figura de Randy en ambos grupos.

Considerando que Eagles es una de las mejores bandas de rock de la historia, si tenemos en cuenta que Timothy hizo historia en Poco y que Randy siempre será el mejor bajista de Eagles, llegamos a la siguiente conclusión: la labor de uno siguiendo la estela del otro es admirable. Así es que, vamos a cantar los enormes méritos de Timothy como jugador de banquillo.

Randy Meisner, a la izquierda, con los Eagles cuando Timothy B. Schmit lo substituyó en Poco.

El brillo del falsete de Randy y su hermosa presencia en todas las canciones legendarias de los angelinos, tanto pulsando cuerda como haciendo vibrar la suya propia, constituye un reto asombroso para cualquier candidato a disimular su ausencia en Eagles. Pero ahí está el de Oakland. Timothy borda el papel de substituto de alguien tremendamente insubstituible. Es la encarnación del substituto natural.

En el momento en que Timothy pasa a ser un Eagle, la banda ya estaba jugando en la liga de los históricos. Frey y los suyos ya habían escrito casi toda su discografía relevante. La banda adolecía de la difícil convivencia con el éxito y sus miembros presentaban un cansancio irremediable. Timothy iba a jugar los últimos partidos de un campeonato que ya estaba ganado. Después del álbum Hotel California, ganador de un Grammy y número uno del Billboard, el grupo no volvería a conseguir nada parecido.

A pesar de todo y aún si consideramos el álbum Hell Freezes Over como un ejercicio de pseudo-creatividad lejos de ser un verdadero LP, con Timothy en el bajo todavía se iban a producir dos álbumes de estudio con nuevas canciones: uno vería la luz tres años después del excelente Hotel California y otro, ni más ni menos que treintaiún años más tarde. Me refiero, respectivamente, a In The Long Run y Long Road To Eden.

Estos álbumes distan mucho de la calidad de trabajos anteriores como Desperado, One Of These Nights y por descontado, de Hotel California. Después de In the Long Run, apenas tres años cumplidos desde la llegada de Timothy, la banda se disolvería por agotamiento para reencontrarse catorce años más tarde con un disco de directo (Hell Freezes Over) que incluía muchos temas antiguos reversionados. Un tiempo después de la gira de este disco llegaría la triste demanda contra Eagles del finísimo guitarrista Don Felder, responsable nada más y nada menos que de la simiente instrumental del tema Hotel California. Finalmente, otros tantos años después llegaría la última creación discográfica de la banda: Long Road To Eden.

Timothy B. Schmit y los Eagles
Timothy B. Schmitt, a la derecha, con los Eagles después de substituir a Randy Meisner.

A pesar de no contar entre sus filas con el arte de Randy, el periodo de Timothy en Eagles, comprendido por estos tres álbumes, produjo un par o tres de grandes canciones, algunas de ellas, como I Can’t Tell You Why y Love Will Keep Us Alive, coescritas o cantadas por él mismo. Además, esta etapa contribuye a la consolidación entre las nuevas generaciones de un hermoso estilo de música y consigue deleitar por unos años más a los fans, con unos directos dignos de los mejores músicos de estudio ensamblados.

Sorprendentemente, la perfecta performance de Eagles en directo es algo que David Crosby vendría a criticar, alegando ser un tipo de música previsible y aburrida. En fin, dejemos esta discusión para otro día.

Cuando Randy dejó a los Eagles, éstos no dudaron en quién debía ser su substituto. Lo tenían tan claro que ni siquiera lo invitaron a un ensayo para tantearlo. Le preguntaron si quería sumarse a la banda y ya está. Evidentemente, Timothy asintió sin pestañear. El éxito de Eagles estaba a años luz del de Poco, que, a pesar de ser un grupo respetado por sentar las bases del country rock y tener entre sus miembros a gente como Furay y Messina, no llegaba ni de lejos a la fama (ni a los ingresos) de Eagles.

Queda claro que Timothy cumplió con creces la misión de substituir a Randy y, si queréis, recordaremos además que en Poco cantaba enormes canciones como Rose Of Cimarron o Keep On Tryin. Por eso no dudaron los Eagles. Si hizo bien su trabajo de substituto una vez, podía volver a hacerlo.

No te vayas sin decir algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s