Historias de la Patagonia: El naufragio de la corbeta “Swift” en Puerto Deseado

La historia de la Patagonia es la historia de una gran aventura que comenzó con las expediciones de famosos navegantes, piratas y conquistadores. A lo largo de la historia, las costas del sur de Argentina fueron testigo de cientos de expediciones. Desde que Fernando de Magallanes descubrió la costa patagónica y el estrecho que lleva su nombre, ha sido una tierra de conquista y colonización. El océano atlántico sur es conocido por sus fuertes tempestades, así como también por sus valientes marineros y aventureros que navegaron las aguas del “fin del mundo”. Desde el siglo XVI en adelante, fueron aumentando las expediciones hacia el Nuevo Mundo y el estrecho de Magallanes fue un territorio de alto valor estratégico para la navegación hispana hacia Oriente. 

Navegar en aquellas latitudes resultaba toda una odisea en aquellos días, cuando no existía la tecnología con la que cuentan actualmente los barcos. Corrientes traicioneras, icebergs, y muchos islotes ocultos por el agua, presentaban todo un desafío para los marineros de la época. Muchos de los navegantes que llegaron a las costas de la Patagonia conocieron esta parte del mundo de la manera más trágica: en un naufragio. Esta es la historia de uno de ellos: el naufragio de la corbeta inglesa Swift

El 7 de marzo de 1770 la corbeta inglesa “Swift” salió del puerto Egmont en las Islas Malvinas para realizar una exploración de la costa patagónica, un territorio que todavía estaba controlado por los indígenas. Sin embargo, el 13 de marzo fue la embarcación fue embestida por un fuerte temporal y el capitán George Farmer decidió refugiarse en la ría Deseado, lugar donde encalló dos veces y luego se hundió a 50 metros de la costa. El martes 13 de marzo 1770, el oficial Erasmus Gower anotó en la bitácora que la corbeta HMS Swift se hundió a las 18.00 horas en la ría Deseado. La HMS Swift era una nave de guerra del tipo sloop, comparable a la categoría de “corbeta” en la clasificación náutica española. Las iniciales HMS significan His Majesty´s Ship, o barco de Su Majestad, por pertenecer a la Real Armada británica.

El barco tenía una tripulación de 91 marineros y tres de ellos murieron durante el accidente. La corbeta se caracterizaba por estar armada con 12 cañones de seis libras y 14 cañones pedreros y había sido fabricada ocho años antes en Inglaterra. Según las crónicas históricas, hoy sabemos que los sobrevivientes permanecieron un mes en la costa de la ría, hasta que lograron enviar un grupo de marineros hasta las Islas Malvinas para avisar de su situación. Finalmente, fueron rescatados por la “Favourite”, otro navío inglés, enviado desde las islas. 

El hallazgo de la corbeta “Swift” fue el inicio de partida de la arqueología subacuática en la Argentina, una disciplina apasionante donde se entremezcla la historia y la ciencia, así como también los mitos y las leyendas. La historia del naufragio había quedado olvidada y casi nadie sabía en Puerto Deseado. La historia salió a la luz y se hizo conocida en la zona cuando un australiano descendiente de Erasmus Gower llegó a Puerto Deseado en 1975 para revelar el misterio de su antepasado y hallar los restos del barco. Sin embargo, no consiguió ninguna información adicional a los ya existentes de la bitácora oficial de 1770. 

Años más tarde, el estudiante Marcelo Rosas decidió junto a un grupo de amigos revelar este gran misterio e iniciar una exploración. El resultado fue una comisión de búsqueda y rescate, la cual incluyó un club náutico local y varios vecinos de la zona. Lograron dar con los restos del barco el 4 de febrero de 1982. La corbeta fue hallada sobre la costa norte de la ría Deseado, a unos tres kilómetros de la desembocadura y a unos 100 metros del puerto. Muchas de las piezas que se lograron rescatar estaban asentadas sobre un fondo de rocas cubiertas por sedimentos de arena y barro, a unos 18 metros de profundidad. 

Al visitar la ciudad de Puerto Deseado es posible viajar al pasado y trasladarnos más de 200 años en el tiempo. Los restos que fueron hallados están exhibidos en el museo municipal “Mario Brozoski”, uno de los jóvenes exploradores, que falleció poco tiempo después. El museo fue creado en 1983. En 2019, luego de varios años de obras, fue reinaugurado y abrió nuevamente al público con la muestra «200 años bajo el mar. La Corbeta Swift renace en Puerto Deseado.” Al visitar el museo es posible observar varios objetos como vasos de vidrio, cerámicos, cajones de madera, así como también botellas, vajilla, un reloj de arena, entre otros. El museo también ofrece a los visitantes la colección de material lítico de la cultura nativa de la zona, la cual pertenece al padre Molina. 

La historia del naufragio de la corbeta “Swift” es una de las tantas historias de los naufragios que ocurrieron en el atlántico sur. Según los estudiosos del tema, se calcula que en las costas patagónicas existen 2.000 naufragios históricos. En la actualidad, los investigadores continúan en buscando los restos de las embarcaciones que naufragaron en las costas del “fin del mundo”. Al terminar la vista en el museo “Mario Brozoski”, uno observa una frase que resume todo lo que representa la mítica costa patagónica: “La curiosidad puede ser el comienzo de una aventura inimaginable»

No te vayas sin decir algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s